Andrés Moya en busca del tiempo – 2008

Artículo publicado en la revista Tendencias del Mercado del Arte 2008

Mar Fortuny
Dos miradas. Barcelona norte, 2007
Andrés Mova en busca del tiempo

Nacido en la misma ciudad que Antonio López, Tomelloso, Andrés Moya (1964) expone ahora en la Galería Artur Ramon de Barcelona, la ciudad donde vive desde 1985. “No he sido alumno suyo, pero desde siempre tengt) la sensación (le estar muy próximo a él. Y es curioso que mucha gente, sin conocer nuestros orígenes, encuentra nuestra pintura muy próxima. Aun cuando los temas que tratamos son muy diferentes en la distancia (el mary la meseta), posiblemente nos parezcamos en el tratalniento de la luz y quizás en la ídealizacíón que hacemos
Andrés Moya (Foto Javier Carrión)
del uerto, los muelles, los yates de lujo, los llangares, y sobre todo el cielo tan característico de la ciudad (le Barcelona”. Sus vistas de Barcelona son realmente singulares, hay xrístas aéreas, sas que normalmente no se ven, como en Dos miradas, Barcelona norte. “En este cuadro, así como en el (le Barcelona sur, están reflejadas de manera nica 0 metafórica la relación que en los últimos años tengo con la ciudad de Barcelona como ciudadano. Los dos están pintados desde la torre de San Se— bastián (el teleférico) y he encontrado la ¡minera de expresar 1215 (los ciudades

Creo que en la ciudad se tiene una sensación de lo efímero tan potente, que uno está permanentemente perdiendo cosas o viéndolas cambiar

de la ciudad. Cada vez ¡ne sorprenden más las influencias que tengo de él, así como también de las de su tío, el pintor Antonio López Torres”. Una característica de las preocupaciones de Andrés Moya es ro efímero del tiempo. “Creo que en la ciudad se tiene esta sensación, y es tan potente, que uno está permanentemente perdiendo sas 0 viéndolas cambiar. Muchos ele¡nentos de mi pintura están inspirados en esta percepción. En los últimos cua(lros se refleja este sentí miento, ¿Leí como nuevos elementos que voy observando en el paisaje urbano. Como en el caso
que para mi coexisten y se relacionan. La Barcelona “oculta” que trabaja, deada de talleres, edificios en construcción, transportes, etc. y la Barcelona de la masificación 0 de turismo de masas, reflejada en estos cuadros como personajes dimínutos que casi no se ven pero que ocupan el espacio físico. Es una reflexión crítica e irónica sobre la Barcelona actual”.
En su obra, lo inacabado tiene también importancia, como una metáfora de la transformación urbana o del transcurrir de las cosas or la vida. “Creo que es en su Tratado (Ea pintura donde Leonardo
da Vinci habla de sus obras inacabadas. Decía que una vez conseguido el efecto deseado en el cuadro que estaba pintando, el finalizar la obra no tenía ningún interés y pasaba a otro cuadro disÍinto. Me gustaría pensar en algo parecido. Pero hay otro aspecto muy importante: dejo el espacio en blanco para hacer ver al “espectador” que la imagen no es una realidad por muy parecicla que sea al modelo, sino una ilu— sión técnica. Y seguro también que es la im osibilidad de reflejar en los cuadros l[jos cambios que experimenta la vida en la ciudad”. En sus pinturas, Moya nos lleva desde detalle perfeccionistzi hasta una personal concesión al dripping. “El dripping es un recurso técnico e gran expresividad y como técnica es muy contemporánea. Desde Pollock hasta el graffiti, incluso en el realismo más contemporáneo, se encuentra esta técnical. Hace años que me sirvo de este recurso. En los cuadros (le mi penúltima exposición lo utilicé como metáfora del agua. El dripping me ermitió expresar a visión de que elemento sólido en contacto con el agua se disuelve y se funde con la nalturallezal y se hace líquido: representa el tiempo”.

ARTUR RAMON
Hasta el 9 de febrero
Palla, 10. 08002 Barcelona
Tel: 93 302 59 70. Fax: 93 318 28 33 www.arturamon.com

Otros trabajos relacionados: